La Voz del Desierto, grupo musical que evangeliza a través del rock

La Voz del Desierto, grupo musical que evangeliza a través del rock

MADRID, 11 Nov. 15 / 11:12 am (ACI).- La música ha sido un medio de evangelización utilizado desde siempre por la Iglesia. Pero quizás es menos común que ésa música que habla de Dios sea rock. Sin embargo, el grupo La Voz del Desierto lleva más de doce años haciéndolo y, según afirman, les abre una oportunidad de diálogo con creyentes y no creyentes.

La Voz del Desierto participará en Dallas (EE.UU.) en el Ministerio del Mensaje, una iniciativa promovida por el P. Pedro Nuñez, presentador en EWTN de “Conozca primero su fe”.

“Nosotros diferenciamos, dentro de la música católica, la música litúrgica que está orientada hacia la Eucaristía y la que tiene que tener unas características determinadas. Lo que nosotros hacemos es música católica para escuchar en cualquier momento, en el coche, de camino a la universidad, en donde sea”, explica a ACI Prensa el P. Alberto Raposo, fundador de La Voz del Desierto.

Por eso precisa que las letras de sus canciones tienen un sentido profundamente religioso, “una experiencia de Iglesia para que los jóvenes escuchen la Palabra de Dios cuando van por la calle”.

El grupo nació en la diócesis de Alcalá de Henares, hace unos doce años, cuando el P. Alberto vio que al terminar las jornadas de pastoral juvenil diocesana hacía falta un cierre “festivo”. Por eso le propuso a otros sacerdotes ensayar algunas canciones para que ese día de oración en comunidad de los jóvenes de la diócesis tuviera un toque musical. Y desde entonces no han parado. De los siete integrantes de La Voz del Desierto, tres son sacerdotes y los otros cuatro laicos.

Este sacerdote rockero explica que la vertiente musical les ha abierto muchas posibilidades de evangelizar y de dialogar con creyentes y no creyentes. “A través de mails, de las redes sociales y demás mucha gente nos dice que les gusta nuestra música aunque la letra no la compartan o entiendan totalmente”, precisa.

Según explica el P. Alberto Raposo entre canción y canción en sus conciertos realizan una pequeña catequesis de la que en alguna ocasión han podido ver los frutos.

“El P. Curri (otro de los integrantes de La Voz del Desierto) estaba hablando de la confesión y preguntó hacía cuánto tiempo no se confesaban los que estaban allí. Alguien respondió que desde su primera comunión. El P. Curri dijo “te espero después del concierto”. Y esta persona se confesó. Sólo por eso todo esto ya habría valido la pena”, explica.

El P. Raposo destaca que su actividad musical es secundaria, porque lo más importante es el trabajo en las parroquias y tareas que el Obispo le has encomendado a cada sacerdote del grupo. “No es que estemos siempre de conciertos, pero cuando estamos hacemos las pruebas de sonido a la hora de comer después de haber terminado con el trabajo de la mañana en la parroquia. Y por la tarde el concierto empieza cuando el que celebra la Misa en el pueblo más lejano ha despedido a todo el mundo y llega. Las tareas pastorales en ningún caso se desatienden”, subraya a ACI Prensa.

En ese sentido el P. Raposo explica que siempre han tenido el visto bueno de los Obispos, tanto de su propia diócesis como de las diócesis en donde dan los conciertos. “De hecho mi Obispo me firmó hace poco una carta dando su aprobación para que fuéramos a Dallas”, afirma. “Que todo sea para dar Gloria a Dios y para evangelizar porque si no sirviera para eso, se terminaría”.

La Voz del Desierto participará en el encuentro Jóvenes en Construcción que organiza el ministerio de Texas (Estados Unidos).